iQuest FAQs Podcasts

TENENCIA DE HIJOS

el 06/07/2022
  • Familia

L@s hij@s lo son todo y estamos dispuest@s a dar todo por ell@s. Pero cuando el matrimonio se acaba, es dificil llegar a acuerdos sobre su destino y decidir con cuál de los cónyuges vivirán. Pero ¿cómo saber qué es lo mejor para ellos en una situación donde los padres no se ponen de acuerdo? Ciertamente, es una pregunta difícil de responder porque ello dependerá de cada caso en particular. La primera respuesta posible es: con el/la que les ofrezca las mejores condiciones para su desenvolvimiento. Pero aquí no se trata de solamente condiciones económicas, porque los hijos requieren atención, cuidado y supervisión.

En principio, los más indicados para definir la tenencia de los hijos son los padres. Son ellos los únicos capaces de ver y velar por el mejor interés de sus hijos. Sin embargo, a falta de acuerdo sobre este tema, la ley peruana establece que la tenencia puede determinarla un Conciliador Extrajudicial o un Juez de Familia.

Por regla general, cuando se establece la tenencia a cualquiera de los dos progenitores, se debe establecer también un régimen de visita para el progenitor que no ejerce la tenencia. También, la ley señala que los menores de 3 años deben permanecer con la madre y que, en todo proceso de Tenencia de Menores, el Juez debe escuchar al niño y tomar en cuenta la opinión del adolescente.

Sin embargo, esto no significa que el Juez no pueda resolver de una forma distinta para asegurar el interés superior del menor. Es decir, existen circunstancias especiales que pueden significar una excepción a las reglas. En estos casos, los Jueces se valen de informes psicológicos y periciales expedidos tanto por un equipo de expertos del Juzgado como también de algún profesional que cualquiera de las partes en forma privada pueda contratar.

Pueden presentarse casos en que, aún existiendo un acuerdo (verbal o escrito) sobre la tenencia de los hijos, el padre o madre que ejerce la tenencia no ofrece las condiciones adecuadas para el normal desenvolvimiento de los menores. Aquí se incluye casos de violencia física o psicológica, maltrato o cualquier atentado contra los niños o el incumplimiento del régimen de visitas impuesto a favor del otro progenitor. En estos casos, el que no ejerce la tenencia puede solicitar la Variación de la Tenencia ante un Juez para que los niños pasen a su cuidado o al de un tercero.

Cuando la situación pone en peligro la vida o la integridad física del menor, se puede solicitar al Juez que determine una medida cautelar de tenencia anticipada que se acompaña a la demanda de variación de tenencia.

Las pruebas posibles para presentar en un proceso judicial de tenencia o variación de tenencia son las siguientes:

- Constatación policial: para demostrar que el menor se encuentra o no en el lugar donde debiera encontrarse

- Informe psicológico: para demostrar cualquier afectación al estado psicoemocional del menor

- Fotografías: para demostrar alguna situación que pudiera significar el cumplimiento o incumplimiento de la tenencia o el régimen de visitas

- Certificado médico: para demostrar afectación física al menor

- Cualquier otra prueba relevante para evidenciar el cumplimiento o incumplimiento a la tenencia o régimen de visitas.


Por 2022-07-06
  • Familia

El divorcio no siempre es la respuesta pero sí la salida a lo que pue...

Por 2022-07-13
  • Familia

Divorce is not always the answer, but it is the way out of what can be...