iQuest FAQs Podcasts

NEW LAW: La maravilla de ver lo obsoleto del Derecho

el 25/07/2020
  • New Law

La tecnología digital ha revolucionado la forma en que vemos y enfrentamos el mundo. Los abogados no somos ajenos a este fenómeno de cambio, pero existen aún grandes desafíos asociados al tradicionalismo, verticalidad y resistencia al cambio de nuestro sistema. Felizmente, una luz de esperanza se abre con nuevas formas de hacer Derecho. Llega con un espacio donde la relación con el cliente, el uso de la tecnología y la facturación toman una nueva forma.

Soy de la Generación X, un sector de la población que ha experimentado de cerca la transición de una sociedad analógica a una digital. Me lleno de nostalgia cuando recuerdo el sonido del dial-up de un modem o cuando veo una Apple McIntosh exhibida como pieza de museo.

Veo a mi sobrina de apenas 13 años, que es el exponente de los nativos digitales más cercano que conozco, y me maravillo con su increíble capacidad de asimilar lo tecnológico. Cuando pensé que podía dominar completamente mi iPhone, un día ella me enseñó que no estaba ni siquiera cerca de hacerlo.

La tecnología nos ha cambiado la vida, revolucionando nuestra forma de comunicar, de comprar y vender, de entretenernos, por dar solo algunos ejemplos. Hoy, la tecnología ya no es vista como un lujo de pocos sino una necesidad de todos.

Como abogado, puedo decir que el Derecho no ha sido ajeno a este fenómeno de cambio. Hace algún tiempo parecía impensable el poder acceder a todo un expediente judicial desde casa, o de imaginar que un software nos permitiera predecir cuál será el sentido de una sentencia. Estos y muchos otros avances en la práctica jurídica de hoy son una realidad gracias a la tecnología digital.

Sin embargo, no todo es fácil. Muchos colegas coincidirán conmigo en que nos movemos en un sistema rígido, tradicionalista, vertical y resistente al cambio. Un sector donde la reputación la determina la mención en los rankings de abogados o la cantidad de libros publicados. Una industria gobernada por el status quo de la facturación por hora, el culto al papel y la adversidad hacia lo novedoso.

Felizmente hay una luz de esperanza, que llega con nuevas propuestas, retos y aventuras. Se llama new law, que rompe con lo rígido y uniforme. Nos demuestra que hay una manera muy diferente de hacer Derecho, donde el cliente no sólo tiene una voz sino que es el centro del servicio. Un espacio donde la tecnología ya no es solo un apoyo, sino un aliado.

Son, pues, nuevos tiempos que llaman a practicar un nuevo derecho y todos los que ejercemos debemos escuchar ese llamado. En Quest Legal estamos listos para asumir ese reto. Porque, al igual que la tecnología digital, el new law está aquí para quedarse, para enseñarnos que dentro de poco todo lo que hacemos quizá podría quedar obsoleto.